La Audiencia Nacional (AN) ha emitido un auto en el que declara improcedentes los despidos de 174 trabajadores de las bases de Canarias y Girona, afectados por un expediente de regulación de empleo (ERE) que ya fue declarado ilegal, por lo que obliga a la aerolínea irlandesa a indemnizar a estos trabajadores.