La demanda aérea mundial se desplomó en octubre un 70,6% respecto al mismo mes del año pasado, registrando una caída más acusada en los trayectos internacionales que en los domésticos a causa de la pandemia, según los datos publicados por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés).