El 30% de los agentes de viajes consideran que, cuando pase la pandemia del coronavirus, los viajes del futuro serán «bastante o muy diferentes», según el Informe ObservaTur 2021 que asegura que los turistas buscarán lugares con mayores garantías sanitarias, más cercanos y menos masificados y sostenibles.