Las medidas adoptadas por Enaire en la gestión del tráfico aéreo han permitido que en 2019 las compañías aéreas ahorren 8,6 millones de millas náuticas, lo que supone un ahorro de 95.000 toneladas de combustible y la no emisión a la atmósfera de 298.000 toneladas de CO2.