La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha actualizado las previsiones de la industria del transporte aéreo y retrasa su recuperación hasta 2022. Esta nueva revisión empeora las estimaciones previas en las que se estimaba que el sector volvería a estar en positivo en los últimos meses de este año.