La liberalización del transporte ferroviario de pasajeros en España ha arrancado este lunes, tal y como estaba programado a partir de la normativa europea, aunque con el operador público, Renfe, todavía como única empresa prestando estos servicios de Alta Velocidad abiertos a la competencia.