España recibió en el primer cuatrimestre de 2021 a 1,8 millones de turistas internacionales, lo que supone una caída del 82,6% frente a los 10,6 millones registrados en el mismo período del año pasado, durante el cual, a mediados de marzo, se había declarado el estado de alarma por la Covid-19.