España recibió en marzo pasado 490.088 turistas internacionales, un 75,5 % menos que en ese mismo mes de 2020 (cuando se declaró el estado de alarma), y el gasto que hicieron bajó un 76,4 %, hasta 513 millones de euros, con lo que se acumulan ya 13 meses consecutivos de descensos.