La delegación de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) en Valencia) insiste en la necesidad de ser precavidos en los contratos y reservas de alquileres, sobre todo porque aún no se conoce a ciencia cierta la evolución del virus y las eventuales limitaciones sobre la movilidad en un futuro próximo.