La pandemia del coronavirus ha generado una bajada de visitantes de un 60% en el Parque Loro Sexi de Almuñécar, que reabrió, en la costa de Granada, el pasado 18 de junio tras el confinamiento.