La Unión Europea ha denunciado este jueves que medios cercanos al Kremlin han propagado desinformación usando el incidente aéreo provocado por Minsk para detener al disidente Roman Protasevich como pretexto para alimentar teorías contra occidente.