El Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC) y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) han pedido este jueves que no se impongan test sistemáticos ni cuarentenas obligatorias a los viajeros que se desplacen entre Estados miembro porque sostienen que el riesgo de contagio entre pasajeros de avión es «mucho menor» que entre la población general, al tiempo que han reclamado información clara y precisa a los turistas sobre la situación en sus destinos.