La Unión de Agencias de Viajes (Unav) hace un balance muy pesimista de la situación del sector cuando se cumple un año del primer decreto del estado de alarma y alerta que la clausura perimetral de Semana Santa y el lento ritmo de vacunación podría llevar al cierre de cuatro de cada diez agencias si no se concretan las ayudas prometidas cuanto antes.