Las cuarentenas impuestas por varios países así como las sucesivas recomendaciones de no viajar a España por la evolución de la pandemia del coronavirus están abocando al sector turístico a una situación «muy trágica», por lo que demandan medidas «claras y específicas» ante un contexto «crítico».