El Reino Unido desconfía de que España sea un destino seguro para que sus ciudadanos hagan turismo. Y sin ninguna excepción, con lo que tampoco Canarias cumple los requisitos para que las autoridades sanitarias británicas abran la mano y permitan viajar de Londres a La Laguna o a Las Palmas de Gran Canaria sin necesidad de pasar cuarentena al regresar de las vacaciones. De momento, el Archipiélago se mantiene así entre los territorios de la lista ámbar, y hay que tener el semáforo en verde para que el flujo de turistas pueda reactivarse. De ello depende que la Comunidad Autónoma pueda salvar, al menos en parte, el año turístico.