Los aeropuertos españoles se preparan para afrontar una nevada histórica que podría condicionar el ya escaso tráfico aéreo nacional durante los próximos días. Todos los planes de contingencia están activados y preparados para ponerlos en marcha en el momento que sea preciso, y muchos aeródromos nacionales ya están empezando a sentir el paso de la borrasca ‘Filomena’ con cancelaciones o desvios en sus vuelos.