Los destinos turísticos tendrán que reforzar su protagonismo para transmitir la nueva realidad generada en sus territorios tras la crisis sanitaria, en donde la seguridad jugará un rol clave, pero no único, a la hora de reconstruir la confianza con los viajeros y reactivar más rápidamente la demanda, según una encuesta realizada por ObservaTUR a agentes de viajes.