La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Baleares también prohíbe las limitaciones del número de personas que pueden permanecer reunidas, tanto en espacios privados, como públicos. Un criterio que se basa en la reciente sentencia del Tribunal Supremo, dictada el jueves, que establece que estas limitaciones impuestas por el Govern eran desproporcionadas ante la escasa tasa actual de contagio que existía en Baleares.