Las llegadas de turistas internacionales se redujeron un 65% en la primera mitad del año en comparación al mismo periodo de 2019, según los datos de la Organización Mundial del Turismo, que resalta que en junio esta caída llegó a alcanzar el 93% debido a la pandemia de coronavirus.