El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, ha advertido este martes de que las restricciones de vuelos impuestas por varios países tras el aterrizaje forzoso de un avión de Ryanair en Minsk supondrá para Occidente más pérdidas que para Bielorrusia.