Tras cuatro rondas de negociaciones, el Parlamento Europeo y la presidencia portuguesa de la Unión Europea (UE), en nombre de los Veintisiete gobiernos europeos, han cerrado un acuerdo provisional para poner en marcha el certificado digital covid-19 de la UE, que permitirá desde el 1 de julio reactivar el turismo al facilitar los desplazamientos de las personas con una pauta completa de vacunación, que estén inmunizadas porque hayan superado la enfermedad o que dispongan de una prueba PCR con resultado negativo.