La localidad malagueña de Marbella está trabajando, de la mano de otros siete municipios de la Costa del Sol Occidental, para que toda la comarca se convierta en el primer Destino Turístico Inteligente de más de un municipio certificado según la norma UNE 178501 de Aenor y con la ‘Q’ de calidad que otorga el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE).