La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha avisado este lunes, tras recibir una navaja en una sobre, de que «las amenazas y la violencia nunca acallarán la voz de la democracia».