La Asociación de Pequeños y Medianos Hoteles de Mallorca, integrada en Pimem ha expresado este viernes su rechazo a las medidas restrictivas del gobierno alemán ante los bajos datos de contagios entre los turistas y las ha achacado a «decisiones políticas».