Una vez empleados los datos del plan previo que, en numerosas ocasiones, ya ha sido elaborado previamente, llega el momento de implementar un plan estratégico de Marketing Social. En este apartado es en el que realmente trabajaremos el plan de marketing en el entorno digital. Se sobreentiende que el marketing tradicional también es un conjunto de métodos que resulta muy útil para llegar al público objetivo aunque el coste es mucho más elevado que en el caso del marketing digital. De ahí que esta modalidad de técnicas de venta resulte perfecta para las empresas de corte social debido a que suelen ajustarse a un presupuesto restringido y, en ocasiones, casi inexistente.

Antes de nada se recomienda contar con un técnico en Marketing Digital o, como mínimo, con un miembro del equipo social que cuente con destrezas formativas adquiridas. No basta con saber manejar las redes sociales o redactar contenidos. Un plan estratégico debe contener toda la información necesaria, relevante y consciente del proyecto. Ha de ser la guía que brinde apoyo a la labor del encargado que desarrolle las competencias digitales.

A continuación, trabajaremos todos los estadios necesarios para diseñar un plan de Marketing Social que sea viable, que se pueda acotar en el tiempo y que además resulte práctico. Al final de este manual podrás encontrar una plantilla de marketing social completa tanto en formato papel como QR para que puedas escanearla desde tu ordenador y tener el modelo para tu propio proyecto.

Análisis de la presencia digital de la organización

Necesitamos conocer en qué punto de desarrollo digital nos encontramos. Por ejemplo, una empresa de marketing social puede no tener siquiera página web o encontrarse en un punto en el que ya ha utilizado campañas de Google Ads para promocionar sus servicios o para sensibilizar a la población.

A este respecto, hay una sencilla checklist de todos los elementos que componen un plan de marketing que suponen la guía perfecta para llevar a cabo una estrategia organizada. No olvides que el orden durante la creación de un plan de este tipo es la clave del éxito junto con la monitorización y rectificación de los elementos que no funcionan.

En la web

Usabilidad

Una página web tiene una función clara que es informar al usuario y permitir que realice las acciones que deba de una manera cómoda y fácil. Por ello, lo primero que debe tener una web es usabilidad. Un ejemplo de usabilidad son las migas de pan que permiten que podamos regresar a la página anterior cuando, por ejemplo, estamos dándonos de alta como socios en una ONG. La usabilidad es sencillez.

Actualmente, más de un 70% de los usuarios de internet lo utilizan a través de dispositivos móviles. Por ello el diseño debe ser mobile friendly. Esto implica que prime la simplicidad sobre la utilización de demasiados bloques, pop ups, vídeos y demás elementos que lo único que consiguen es enturbiar la experiencia del usuario.

Blog

La información es poder y dentro del marketing social aún más. Mantener el blog actualizado resulta vital. Si es posible, las empresas de orden social deberían actualizarlo, al menos, una vez al día. No obstante todo depende de la disponibilidad. Hay alternativas para aquellos que quieren actualizaciones diarias sin que les penalice google y sin tener que añadir contenido propio. Se trata de plugins tales como wpematico.

Desde 2015, el marketing de atracción ha traído consigo la tendencia a incluir menos cantidad de artículos pero de mayor extensión y calidad. Si no te quieres complicar te recomiendo que optes por un artículo semanal de 1000 palabras semanales bien escritor y revisado.

Monitorización

El agregado de herramientas de análisis (principalmente Google Analytics y el pixel de facebook) y su inserción en la página web te permitirán conocer que es lo que sucede en tu página web.

Entre los parámetros que te encontrarás debes prestar gran atención a la tasa de rebote (si es alta indica que tus usuarios, posiblemente, no lleguen a pasar de los pocos segundos en tu web y que, por tanto, tu contenido no es lo suficientemente atractivo) y los usuarios únicos (cuantos más haya, mayores serán las posibilidades de que tus campañas estén dando sus frutos y que tengas a una serie de usuarios fieles).