Llega el Puente de la Inmaculada, donde los madrileños aprovecharán durante estos cuatro días para pasear por las calles iluminadas de la capital, hacer las compras navideñas, comprar adornos en el mercado de Navidad de la Plaza Mayor para el Belén de este año y disfrutar con responsabilidad de la gastronomía madrileña, que lucirá sus mejores galas en estos días.