Las restricciones de movilidad impuestas en algunas regiones a causa de la pandemia del Covid-19, así como las recientes medidas para frenar esta segunda oleada del virus, han hecho que el turismo de cercanía, a pocos kilómetros de casa, sea visto como la mejor opción para mantener la tradición de viajar, provocando que las reservas en las zonas rurales crezcan de manera exponencial, superando a las grandes ciudades, según revela Weekendesk.es, portal especializado en escapadas temáticas.