El Gobierno de Reino Unido espera que los ciudadanos británicos utilicen el «sentido común» a la hora de reservar viajes al extranjero este verano, recordando que las visitas a países marcados en ámbar en el semáforo epidemiológico, entre ellos España, solo se aconsejan en «circunstancias excepcionales».