Los viajeros llegados de un determinado grupo de países, incluidos España, Italia, Francia y Alemania, no tendrán que aislarse 14 días ni facilitar sus datos de contacto a su llegada a Inglaterra a partir de este viernes.