El ministro de Transporte de Reino Unido, Grant Shapps, ha anunciado este martes que la cuarentena para los viajeros internacionales que lleguen al país se reducirá a cinco días si se someten a una prueba de coronavirus que dé un resultado negativo.