La consejera de Turismo reconoció ayer que las expectativas no se compadecen con los hechos. El Gobierno regional lleva meses promoviendo distintos planes y proyectos para evitar el colapso total del principal sector económico de las islas. Desde el plan Fortaleza Canarias de la consejería, al Plan Reactiva del Gobierno y aliados, pasando por los Presupuestos del Estado y sus 20 millones para el turismo canario, la intención de nuestros dirigentes es que confiemos en el aguante de la economía isleña. El mensaje es que aún hay oportunidad para la recuperación, que aún podemos hacer frente a la pérdida de visitantes, que aún se puede pelear por conseguir cinco millones de turistas en este año. Cinco millones, una cifra que habría provocado pánico hace menos de un año, se nos presenta hoy como un éxito relativo, porque ni siquiera esa cifra está garantizada.