Ryanair ha registrado unas pérdidas netas de 815 millones de euros durante el ejercicio fiscal comprendido entre marzo de 2020 y el mismo mes de 2021, por las restricciones contra el Covid-19, frente al beneficio neto de 1.002 millones de euros del anterior ejercicio, según datos publicados por la aerolínea.