Ryanair reducirá un 20% su capacidad para septiembre y octubre debido a la caída de las reservas en los últimos diez días como consecuencia de la incertidumbre que provoca el coronavirus en los países de la Unión Europea.