El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lamentado la decisión de Airbus de recortar 900 empleos en España y ha asegurado que desde el Ejecutivo están trabajando «ya» internamente y con el fabricante aeronáutico para ver de qué manera se pueden crear líneas de trabajo conjuntas para sostener el empleo de la compañía en España y que permanezca esta «importante» industria en el país.