El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno envió a Bruselas el pasado viernes incluye una inversión total estimada para el ‘Plan de Modernización y Competitividad del sector turístico’ por valor de 3.400 millones de euros, poniendo el foco en la sostenibilidad y en las inversiones en digitalización con el objetivo de que el sector turístico nacional gane en competitividad y salga reforzado de la crisis tras la pandemia.