S&P ha confirmado el rating ‘BBB’ para Ryanair, con perspectiva ‘negativa’, ya que espera que la aerolínea genere déficit de flujo de caja al final de este año fiscal, que termina el 31 de marzo de 2021, como consecuencia de la caída de entre un 60% y un 70% del tráfico de pasajeros por la pandemia de coronavirus.