La agencia de calificación crediticia S&P Global ha decidido revisar la perspectiva del fabricante aeronáutico Boeing a ‘negativa’ desde ‘estable’, al tiempo que ha mantenido su nota como emisor a largo plazo en ‘BBB-‘, según ha indicado este miércoles en un comunicado.