Los hoteleros españoles reclaman el apoyo de los políticos para no perder la temporada de invierno en un sector que este verano ha estado muy castigado por la pandemia y por las restricciones de viajes impuestos por parte de los principales mercados emisores.