La isla de Tenerife perdió el año pasado el 70,5% de los turistas alojados hasta sumar un total de 1.824.653 visitantes debido a los efectos de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, según datos avanzados este martes por el consejero de Turismo del Cabildo de Tenerife, José Gregorio Martín, y el consejero delegado de Turismo de Tenerife, David Pérez.