Grupo TUI ha registrado unas pérdidas de 2.316 millones de euros en los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal, concluidos el 30 de junio, lo que supone multiplicar por siete los ‘números rojos’ del año anterior como consecuencia de la paralización de los viajes por el coronavirus.