Un tren de Cercanías Renfe se ha quedado parado por un problema técnico de la catenaria a las cuatro y cuarto de esta tarde entre las estaciones de Ugao y de Arrigorriaga (Vizcaya) con unos 80 viajeros dentro, que han tenido que ser asistidos por Policía local y Cruz Roja, quienes les han facilitado agua mientras se encontraban en el interior de la unidad en una jornada con temperaturas por encima de los 35 grados en Bizkaia.