Ilsa, la nueva operadora ferroviaria de Alta Velocidad de España, ha decidido establecer su sede corporativa en Valencia antes de en 2022 estrene sus servicios en el país, donde prevé operar en todas las líneas que conectan Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Córdoba, Valencia, Alicante, Zaragoza y Cuenca.