Cientos de vecinos del municipio de Mogán (Gran Canaria) se han manifestado este viernes para recuperar el uso turístico de los hoteles en los que ahora mismo hay unos 3.200 migrantes que han llegado en los últimos meses en pateras o cayucos hasta la isla.